Desde el año 2011, en que la UNESCO proclamó el 30 de abril como Día Internacional del Jazz, se celebra a fin de concienciar sobre la importancia del jazz como herramienta educativa y de promoción de la paz, el dialogo y la cooperación entre pueblos de todo el mundo.

«El jazz puso música al valor que impulsó el movimiento de derechos civiles en los Estados Unidos, y sigue siendo una fuente de inspiración para millones de personas de todo el mundo que buscan la libertad y luchan por el respeto y la dignidad humana.» Como bien dijo Nina Simone: “El jazz no es solo música; es una forma de vida, una forma de ser, una forma de pensar”.

Bailar Jazz es bailar Swing, un estilo de jazz fundamentalmente orquestal, influido por música europea que nació en Estados Unidos ( entre Nueva Orleans y Nueva York) alrededor de los años 20, en el que los bailarines improvisaban pasos tomando como base acordes de piano que las Big Bands interpretaban, de manera que hicieron al jazz más bailable.

Así surgió el Swing, que no solo dio el nombre a la música, sino al baile el cual se puede bailar de múltiples maneras: Lindy Hop, Balboa, Charleston, Shag… y otros muchos que tienen en común coreografías espectaculares y algunas acrobáticas, que no todos los bailarines podían realizar. Por ello la buena biomecánica del bailarín será fundamental para poder bailar y bailar sin lesionarse.

La biomecánica de este baile requiere ciertas posturas que pueden llegar a sobrecargar pies, tobillos, rodillas, caderas y espalda. El Lindy Hop se caracteriza sobre todo por su “bouncing” necesario para seguir el ritmo marcando así el “bounce” o rebote de nuestro cuerpo hacia abajo. Es necesaria la transmisión de la energía desde el centro de nuestro cuerpo como un muelle hacia el suelo ejerciendo de muelle tanto rodillas como tobillos.

Las patologías que pueden presentarse en el pie por sobrecarga y/o mala gestión de la pisada en la figura del baile son:

  • Metatarsalgia por sobrecarga
  • Fractura de estrés en metatarsianos centrales
  • Fascitis plantar
  • Talalgia de impacto en calcáneo
  • Tendinitis
  • Bursitis
  • Onicocriptosis o uña encarnada

También puede aparecer gonalgia (dolor en rodilla) por el exceso de flexión prolongada en el baile al mantener el “bouncing”. Por ello es importante mantener la postura adecuada en el baile así como disponer de una buena alineación musculoesquelética de miembros inferiores que evitará estas sobrecargas.

Pero cuando l@s bailarines/as presentan una desalineación o alteración biomecánica, da lugar a desequilibrios musculotendinosos en el baile pudiendo aparecer las lesiones anteriormente nombradas. Es por ello que se recomienda no abandonar el tratamiento ortopodológico (plantillas) prescritas por su podólogo en la práctica del baile.

El calzado especifico para bailar Lindy Hop puede impedir la utilización de las ortesis plantares (plantillas) que el bailarín ha de llevar para no perder la biomecánica adecuada que evitará la agravación de sus lesiones. En ESPodologia apostamos por el baile y por un tratamiento ortopodológico personalizado y adecuado para el calzado específico que se requiere.

Como dijo el gran Frankie Manning “Nunca he visto a una Lindy Hopper que no estuviera sonriendo. Es un baile feliz. Te hace sentir bien.” Por tanto que nada impida que puedas segur bailando.

FESTIVAL SEDAJAZZ – DIA INTERNACIONAL DEL JAZZ 2019

 

Con motivo de la celebración del día internacional del Jazz, el martes 30 de abril, el colectivo de músicos Sedajazz ofrecerá un festival maratoniano en el que participarán más de 100 músicos a partir de las 18:30 h. en la Plaza del Ajuntament de Alfafar 46910 VALENCIA

Mas información :=> Aquí