Los principales problemas que sufren los pies de los corredores son la falta de un estudio biomecánico y no escoger adecuadamente las zapatillas, unos hechos que pueden derivar en fascitis plantar, sobrecargas y tendinitis. Es importante prestar especial atención a los pies para evitar lesiones, ya que ellos son una de las partes del cuerpo más afectadas en las carreras de largo recorrido.

Es fundamental que cuando una persona decide comenzar a correr de forma habitual y prepararse para carreras, acudir al podólogo para realizar una revisión de los pies y recibir asesoramiento sobre las zapatillas más adecuadas en función de sus condiciones físicas concretas (tipo de pisada, peso, si es hombre o mujer, entre otras).

No realizar un estudio biomecánico por parte de un profesional y no escoger adecuadamente las zapatillas, son algunos de los principales errores que cometen los ‘runners’ y que afectan a la salud de sus pies.

Es fundamental que aquellos que deciden comenzar a practicar running realicen un estudio de la pisada por parte de un podólogo y nunca en tiendas de deportes o marcas comerciales. Estos, en muchas ocasiones, realizan estudios de la pisada sin la formación adecuada, lo que puede provocar falsos diagnósticos y malas recomendaciones de calzado específico antipronación, por ejemplo, que puede agravar un proceso patológico o incluso conllevar a sobrecargas músculo tendinosas debido al mal apoyo generado.

Es importante tener en cuenta que a los pies de los corredores se les exige un esfuerzo “muy superior” al de la marcha normal. Esto les hace experimentar un incremento en la velocidad que traslada impactos con “mayor frecuencia”, entre 500 y 1.000 veces por kilómetro y mayor fuerza ya que el impacto puede llegar a ser ocho veces superior al peso corporal.

Además, en estos deportistas también deben tenerse en cuenta los movimientos de tobillos, rodillas y caderas a la hora de seleccionar la intensidad del ejercicio, la elección del calzado y la necesidad o no de utilizar plantillas a medida.

Algunas de las afecciones más comunes son las lesiones en los ligamentos laterales del tobillo, en el seno del tarso, tendinitis de los peroneos o del tibial posterior, fascitis plantar o, incluso, fracturas por sobrecargas en el navicular (escafoides), por ejemplo. Son fundamentales también los cuidados de los pies tras la carrera. Para ello, se recomienda realizar baños fríos para bajar la inflamación, reposar y mantener los pies en alto para mejorar el retorno venoso y, en días posteriores, utilizar un calzado cómodo, con buena amortiguación y que sea ajustable (utilice cordones o velcros) para que el pie vaya ligeramente suelto y no esté presionado.

Además, en el caso de que aparezcan ampollas es aconsejable acudir al podólogo para que, de manera aséptica, realice el drenaje y los cuidados necesarios de la misma.

 

Estefanía Soriano Pellicer

Estefanía Soriano Pellicer

Podólogo - Col nº 2668
ESPodología Clínica Podológica
C/ Duc Alfons el Vell nº18-2º-pta7
46701 Gandía (Valencia)
Cita Previa: 96 286 55 52 / 644 24 48 78
www.espodologia.es || info@espodologia.es