Tanto en el ámbito deportivo como en la vida cotidiana nos encontramos muy a menudo  con  el temido espolón calcáneo a la par de la fatídica fascitis plantar. Pero tendemos a confundir ambas patologías. Si es cierto que en ocasiones se dan conjuntamente pero hay que diferenciar la sintomatología que puede darnos una, otra o ambas.

El espolón calcáneo es una patología ósea la cual precisa de diagnóstico por imagen (radiografía) para poder observar la excrecencia ósea que crece generalmente en la zona infero-posterior del calcáneo (talón) pero también se puede encontrar en la zona posterior del mismo.

espolon calcaneo Rx's
ESPOLON CALCANEO DOBLE
Este hallazgo puede dar lugar secundariamente a una fascitis plantar por inflamación local de la zona. La fascia plantar es la estructura musculoligamentosa que transcurre por la planta del pie y se inserta en ese punto conflictivo donde surge el espolón calcáneo, el origen pues del mismo es una excesiva tensión de la fascia en su punto concreto de inserción en el calcáneo. Del mismo modo aparecen espolones calcáneos posteriores a nivel de la inserción del tendón de Aquiles que pueden dar lugar secundariamente a tendinitis en la inserción del mismo.
La fascitis plantar se puede dar aislada al hallazgo anterior (espolón calcáneo) por una excesiva tensión de la misma por un mal posicionamiento del pie y/o talón. Generalmente son patologías que aparecen cuando hay un exceso de pronación que da lugar a una distensión anormal de la fascia plantar. Podemos encontrarnos con una fascitis plantar aislada sin existencia de espolón calcáneo y tendrá lugar un dolor tipo tensil (suele doler en la fase de despegue por exceso de tensión de la fascia). Se diferencia con el espolón calcáneo en que el dolor aparece al primer contacto del talón en el suelo (es un tipo de dolor por presión y está muy localizado en el punto de espolón calcáneo)
fascitis
fascia- aquiles
La diferenciación entres estas dos patología es muy importante para dar tratamiento exhaustivo eliminando los mecanismos que las provocan, bien una excesiva tensión aponeurótica del músculo (fascitis plantar aislada) o bien la presión puntual sobre la zona afectada en el espolón calcáneo. Aunque el tratamiento versa en la corrección en el apoyo del pie con ortesis plantares (plantillas) personalizadas para cada caso, también el tratamiento con infiltraciones de colágeno es también muy efectivo en la fase aguda de dolor intenso. Los beneficios del colágeno los trataremos en otro artículo.
Dra. Estefanía Soriano Pellicer

Dra. Estefanía Soriano Pellicer

Podólogo - Col nº 2668
ESPodología Clínica Podológica
C/ Duc Alfons el Vell nº18-2º-pta7
46701 Gandía (Valencia)
Cita Previa: 96 286 55 52 / 644 24 48 78
www.espodologia.es || info@espodologia.es